Salmo 42

Así cual ciervo brama
Por límpida corriente,
Mi corazón ardiente
Por tí suspira, ¡oh Dios!
           Coro
//Sedienta está mi alma
Del agua cristalina;
De la verdad divina
Mi alma tiene sed//.

Mi pan de día y de noche,
Son lágrimas candentes;
Cuando dicen las gentes:
¿En dónde está tu Dios?

Un abismo llama al otro,
A la voz de tus canales;
Todas tus hondas y olas
Pasaron sobre mí.

Diré a Dios: Roca mía,
¿Por qué te has olvidado?
¿Por qué andaré enlutado
Por la opresión de mí?

Quebrantados mis huesos,
Enemigos me afrentan;
Diciendo cada día:
¿En dónde esta tu Dios?

Para todas las palabras de este canto, vaya al canto número 413 en el himnario de Suprema Alabanza.
This song is currently playing in the lower key. If you wish to listen to it in the higher key, stop the playing and click on the "High key" bar. Make sure that you play only one song at a time.

Este canto esta siendo tocado en un tono bajo. Si usted desea escucharlo en un tono más alto, pare de tocar el canto y tocque el canto de "tono alto".
Asegúrese de que tocque sólo un canto a la vez.
(High key - tono alto)
(Low key - tono bajo)